Servicios

Si le preguntamos a alguien cuál es la diferencia entre traducir e interpretar, casi siempre responderá: "¿no se trata acaso de lo mismo?"

Efectivamente existe una gran diferencia entre ambas actividades: la traducción es siempre escrita, mientras que la interpretación es siempre oral. También se requiere de habilidades distintas según la actividad (fuera del dominio obvio de los idiomas respectivos, por supuesto), por lo que no automáticamente cualquier traductor es apto para interpretar ni cualquier intérprete es capaz de elaborar una buena traducción.

Yo he sido certificada por el Estado alemán tanto de traductora como de intérprete con especialización en economía y ofrezco ambos servicios.

Además elaboro como traductora e intérprete nombrada y jurada por el Landgericht Bamberg (Alemania) traducciones certificadas de documentos oficiales como certificados, diplomas, etc.

Para darle el toque final a sus textos y ponerlos a prueba con respecto a gramática y estilo, sean en inglés o en alemán, ofrezco también servicios de revisora y correctora.

Usted encontrará más información acerca de los temas en particular en los puntos del menú correspondientes.

Las condiciones generales de contrato se encuentran aquí.